¡Quiero ser presidente! Redes sociales y elecciones

Fue en el año 2008 con Barack Obama, donde el poder de las redes, especialmente del Facebook, marcaron una revolución. Como indicó en Forbes, Julius van de Laar, estratega de la campaña digital de Obama, el poder radicó no en la cantidad de seguidores “sino en gente clave, que puede salir a votar y convencer a los indecisos”.

Desde entonces, las redes sociales como medio de comunicación, ya no son una novedad, sino forman parte del espectro diario de medios tradicionales como la TV y la radio. En ese sentido, ¿qué puede determinar la diferencia?

La diferencia es pasar del marketing político tradicional a estrategias de marketing de contenidos; entiéndase contenido relevante, de calidad y valorado por las audiencias; algo de lo que Miguel Ugaz, nuestro Director de Contenidos, ha venido comentando aquí y aquí.

Dayna Sargen de Newscred comparte un post titulado “Welcome to the 2016 Race: Why Presidential Campaigns Need to Modernize Their Marketing Methods”, en español sería “Bienvenido a la carrera de 2016: ¿Por qué las campañas presidenciales necesitan modernizar sus métodos de marketing?“.

Si bien, el proceso de elecciones de Estados Unidos difiere en intensidad y complejidad en esta parte del continente; no deja de tener algo en común a todos: la necesidad de las personas en tener mayor información. En ese sentido, las recomendaciones de Dayna para los candidatos tiene mucho en común con lo que debe hacer una marca hoy en día: crear contenido relevante, asociado a los dolores y preocupaciones de los diferentes votantes; capturar millennials como grupo grande e influyente; enfocar estrategias por audiencia; y trabajar un buen mix de medios.

Estamos a 60 días de las elecciones, y requerimos con urgencia más contenidos de valor; fáciles de digerir, que enganchen. No hablamos de ser sólo creativos e invertir grandes presupuestos en publicidad; más bien de ver al marketing de contenidos como un aliado estratégico para conseguir lo que la gente desea consumir.