¿Qué sabe Frank Underwood de Marketing de Contenidos?

¿Puede un personaje de ficción enseñarnos acerca de Marketing de Contenidos? Kevin Spacey, quien interpreta al congresista republicano Frank Underwood en la galardonada House of Cards, nos da una magistral charla, al cierre del Content Marketing World 2014, organizado por Content Marketing Institute. Comparto con ustedes un post originalmente publicado en mi blog del diario Gestión

Para los fanáticos de House of Cards, Frank Underwood es casi como un dios.

La historia de un congresista demócrata (Kevin Spacey),  que ve rota la promesa del presidente electo de nombrarlo secretario de Estado y las estrategias que junto con su esposa despliegan a partir de esta traición,  está pronta a estrenar su cuarta temporada.

Sin embargo, la particularidad de esta serie se basa en el hecho que su éxito no descansa en la gran distribución a nivel mundial que pueden darle las grandes cadenas de la televisión norte americana. Antes que preferir HBO, ABC o AMC, House of Cards se transmite exclusivamente por Netflix.

Sí, Netflix.  Un servicio de paga que, por unos cuantos dólares mensuales, me permite ver lo que quiera, cuando quiera y desde el dispositivo que quiera, sin necesidad de cortes comerciales y sin tener que depender de las parrillas de los programadores o de la publicidad comercial sometida a las cifras del rating.

Producto de un emprendimiento personal que llevo adelante hace un par de meses, hace unos días me topé con un video que me llamó la atención: Spacey era el keynote speaker del Content Marketing World,  un evento organizado porContent Marketing Institute.

 Por supuesto, me pregunté, ¿qué diablos sabe Frank Underwood de Marketing de Contenidos?

Aparentemente, más de lo que usted o yo nos imaginamos; y si no me cree, basta con seguir algunas de las frases de apertura de su exposición, frente  a una sala llena de marketeros.

 “Estaba pensando en qué podía decir hoy, algo que pudiera captar su atención y su interés…ustedes son un grupo de gente seria, profesionales, que preferirán una disertación de 45 minutos sobre el ROI del SEO, o los mejores métodos para mover a los consumidores a través de un funnel de compra. Podría hablar de ello, si tuviera idea de qué significan esos términos.  Pero  hoy hablaré de algo que es importante para mí como actor y debería serlo para ustedes, marketeros: todos estamos luchando por lo mismo, todos buscamos conectar con nuestras audiencias.  Yo me pregunto todo el tiempo ¿cómo puedo educar a mi audiencia, sorprenderla y mantenerla enganchada y con ganas de regresar por más?  Y esto no es una cuestión de suerte, la verdad es que siempre hemos sabido cómo funciona,  todo ha girado siempre alrededor de historias”.

A lo largo de poco más de 36 minutos de charla, Spacey marca tres elementos que son fundamentales para crear una buena historia.

 El primero es el conflicto, necesario para generar  la tensión que logre que las audiencias se mantengan enganchadas. El segundo es la autenticidad.

 “Esa necesidad de no caer en la trampa de buscar palabras clave o clics gratuitos para mejorar la indexación en Google. Manténganse fieles a su marca y a su propia voz y las audiencias responderán a esa autenticidad con pasión”, recomienda Spacey.

Finalmente, para el ganador del Oscar, el tercer y más importante elemento, es la audiencia: “el canal es irrelevante. Ya no importa a quién conoces o cuántos puedes gastar, las audiencias quieren historias, nos las reclaman y si les damos buenas historias hablarán de ellas y las llevarán a todas partes, abrazándolas con tal pasión que un blockbuster envidiaría”.

Esto motiva a Spacey a referirse a la experiencia de House of Cards, como un caso donde el éxito descansa exclusivamente en la historia que desarrollan los escritores con total libertad y donde los ejecutivos de las grandes cadenas, que en muchos casos responden a distintas motivaciones,  no intervienen en el desarrollo creativo.

Lo dejo con el video. Lamentablemente, no existe una versión oficial completa del mismo, salvo un extracto que puede encontrar aquí.

Sin embargo, un usuario grabó la charla en una muy buena calidad de audio y video. Ojo, no hay subtítulos, pero el esfuerzo bien vale la pena.

Publicado originalmente en la web del diario Gestión el 16/12/ 2015