El desafío digital para el 2016

Empieza el 2016, y para muchos, uno de los principales desafíos del año será mejorar la presencia digital de su marca. Sea para lograr ventas, conseguir más interesados o suscriptores, o generar reconocimiento de marca, la gran mayoría de proyectos tienen su contraparte digital.

De las fases involucradas en un proyecto de este tipo, suele dársele demasiada importancia al diseño, lo que incluye la diagramación y línea gráfica, posteriormente a la programación y finalmente al contenido. Sin embargo, es esta última la más importante y la que debería representar el mayor desafío.

Generar y gestionar contenidos; sí, suena demasiado obvio, poco urgente y una tarea que ya se realizamos de manera automática.  Sin embargo, la gran mayoría de proyectos digitales carecen de una estrategia de contenidos o simplemente de contenido relevante, lo que a la larga los hace fracasar.

La esperanza de lograr las métricas deseadas se suele reforzar con publicidad digital. Aunque necesaria, no reemplaza el nivel de compromiso o engagement de las audiencias frente a un proyecto digital.

¿Por qué suele relegarse la estrategia de contenidos en los proyectos digitales? Aquí les comparto 7 razones.

 

  1. La idea se suele confundir con el contenido.

Normalmente, una web o landing page se inicia con la idea de una estructura o mapa de sitio, muchas veces elaborado luego de una lluvia de ideas con el equipo involucrado. Sin embargo, tener la certeza de las secciones que conforman el sitio web, es mucho menos que la mitad del camino en la creación de contenidos.

  1. La gran mayoría de agencias digitales son sólo especialistas en diseño y programación.

Si bien existen excelentes agencias digitales utilizando herramientas de UX (User Experience) y buenas metodologías en el proceso del diseño y programación; obvian la estrategia de contenidos en todo el proyecto digital o web.

Algunas agencias proponen contenidos concretos:  textos, imágenes y vídeos; pero principalmente enfocados en redes sociales.

Por estrategia de contenidos entiéndase de ángulos narrativos enfocados en los objetivos del proyecto y alineados con las diferentes audiencias.

  1. “El contenido es responsabilidad del cliente”.

Lo puede haber escuchado o dicho, o pensado, pero está lejos de ser verdad. Los proyectos digitales deben ser visto integralmente. Insisto que el contenido es el principal desafío, y dejarlo en manos del cliente o de la marca, puede significar rediseños importantes a futuro que pueden encarecer el proyecto o simplemente a terminar resignado a un proyecto mediocre.

  1. El contenido se trabaja luego del final de proyecto.

El diseño y la programación son fundamentales, además suelen ser los más costosos en un proyecto digital. En ese sentido, el contenido se termina amoldando a la estructura diseñada (o los wireframes previamente aprobados).

Nuevamente, es una mirada demasiado práctica y facilista. Es como el agua y el recipiente, ¿cuál es elemento limitante? Sin duda, el contenido es como el agua de un río que requiere fluir, por ello definir previamente una estrategia de contenidos definirá la estructura del sitio web, el diseño y el alcance de la programación.

  1. Se delega al equipo de comunicaciones o community manager la noble tarea de la gestión de contenidos.

El equipo de marketing y la agencia trabajaron horas en la idea, semanas en la estrategia comercial, meses en el diseño y en la programación; finalmente, llega el momento de lanzar el proyecto, y se le pide ayuda al equipo de comunicaciones o a una persona (externa o interna) denominada community manager para gestionar los contenidos según lo planificado por marketing y la agencia. Si ha leído lo anteriormente escrito, deducirá en qué terminará el proyecto.

  1. Los contenidos son principalmente para redes sociales o campañas publicitarias.

Sí, pero también para el nuevo sitio web corporativo, para la web de (auto)servicio al cliente, para la intranet para trabajadores; entre otras iniciativas digitales.

  1. Simplemente da flojera pensar en estrategias de contenidos.

Si fuera este el caso, es el momento para cambiar de oficio, pues está perdiendo dinero para la agencia y/o cliente.

Si tiene excelentes ideas para mejorar su presencia digital, tome en cuenta la importancia de tener una estrategia de contenidos; piense por un momento, y pregúntese sí puede hacer algo mejor en este campo o simplemente si lo está haciendo mucho mejor que su competencia.