Caso púrpura: Butterfield & Robinson

Durante mis años en la industria del turismo y hotelería tuve la oportunidad de investigar el mercado nacional e internacional, y uno de los tour operadores de viajes que más me sorprendió fue Butterfield & Robinson (B&R), agencia canadiense especializada en viajes a pie o a bicicleta y con presencia en más de 80 países.

B&R tiene 50 años de historia y ha conseguido convertirse en uno de los referentes mundiales de viajes de alto estándar y de lujo, considerado el mejor tour operador del 2015 por Travel + Leisure.

Cada experiencia de viaje relata una historia: breves textos, fotografías, vídeos, gráficas e infografías, todo expuesto de una manera armoniosa y con un especial cuidado en los detalles, sea para un destino o actividad.

La coherencia en los contenidos habla de la estrategia “slow down” que se resalta en toda la comunicación, y que forma parte del lema de la marca.

La venta tradicional de paquetes se reemplaza por experiencias, como esta o esta. Incluso vale la pena revisar la poco ortodoxa manera como la empresa se presenta, mire las  secciones de la web como “Why B&R” o “About us”.

Su máxima expresión de historias está en su blog llamado “Slow Road”,  en donde gran parte de los posts genera base de interesados o leads.  En realidad, toda la estrategia de contenidos de B&R incorpora la estrategia “inbound marketing” para la captación de leads, tema fundamental para lograr conseguir más seguidores pero sobretodo prospectos para la venta.

El caso Butterfield & Robinson es un excelente ejemplo de la necesidad de editorializar la marca, ya antes en otro post comentaba sobre la necesidad de tener un editor de contenidos dentro de las áreas de marketing, y se hace casi mandatorio si se trata de una empresa de servicios, más aún ligada a la hospitalidad.